05 NOV 2018

Prosegur Cash obtiene un Beneficio neto de 140 millones de euros

Prosegur Cash ha obtenido unas ventas de 1.217 millones de euros, con un crecimiento orgánico del 8,7% y ha situado su margen EBIT en el 16,3%.

Descargar

415 KB

Compartir

resultados cash-9m

Madrid, 5 de noviembre de 2018. Prosegur Cash ha reportado un beneficio neto atribuible a su actividad de 140 millones de euros para los nueve primeros meses de 2018, lo que representa un 17,5% menos con respecto al mismo periodo del año anterior. Si se consideran las operaciones societarias realizadas dentro del proceso de salida a Bolsa de la compañía, según se detalló en el Folleto de la operación, el beneficio neto registrado en el periodo es un 43,1% inferior.

Las ventas de Prosegur Cash en los nueve primeros meses de 2018 han alcanzado los 1.217 millones de euros, un 15,2% menos con respecto a la cifra registrada en el tercer trimestre de 2017. El periodo ha estado fuertemente marcado por la devaluación de las monedas en los mercados de Iberoamérica. Además, la declaración de Argentina como economía hiperinflacionaria ha derivado en la aplicación de las normativas IAS 21 y 29. En conjunto, la incidencia de la tasa de cambio para los mercados en los que opera la compañía ha restado un 26,8% incluyendo el efecto de la aplicación de las mencionadas normas contables. En cualquier caso, es destacable la fortaleza del negocio subyacente, ya que las ventas en moneda constante han registrado un crecimiento del 8,7%.

La resistencia del modelo de negocio mitiga el impacto de las divisas

Pese a la volatilidad del mercado de divisas, en los nueve primeros meses de 2018, Prosegur Cash ha mantenido el margen EBIT en el 16,3%, muy cerca del 17,8% de los nueve primeros meses 2017. Lo que supone un buen indicador de la resistencia del modelo de negocio a pesar de las intensas fluctuaciones de los tipos de cambio. El beneficio neto operativo (EBIT) se situó en los 198 millones de euros, lo que representa un 22,3% menos, también comparado con las cifras atribuibles a la actividad del negocio en el mismo periodo de 2017. El EBITDA, por su parte, alcanzó los 250 millones de euros, un 18,1% menos que en el mismo periodo del año anterior comparando las cifras atribuibles a la actividad del negocio. Incluyendo las operaciones societarias realizadas dentro del proceso de salida a Bolsa de la compañía, EBIT y EBITDA retroceden un 41,6% y un 35,9% respectivamente.

Por geografías, Prosegur Cash obtuvo unas ventas en Iberoamérica de 789 millones de euros. La región aportó el 65% de las ventas totales y mantuvo un crecimiento orgánico saludable del 13,3%. Además, hay que añadir la contribución positiva de las adquisiciones, que sumaron un 2,1% de crecimiento. Si bien, esta área geográfica es donde la devaluación de las divisas ha tenido un mayor impacto, con lo que el resultado en euros ha sido un 22,1% menos que en el mismo periodo de 2017.

Por su parte, Europa aportó el 30% de la facturación total con unas ventas de 363 millones de euros, lo que representa un aumento del 4,9% con respecto al ejercicio precedente. Finalmente, la región AOA (Asia, Oceanía y África) aportó el 5% de las ventas de la compañía con 65 millones de euros, un 15,6% menos con respecto a los nueve primeros meses de 2017. La región recupera de forma gradual el volumen perdido en los trimestres anteriores.

Los nuevos productos mantienen su evolución positiva

Las ventas de nuevos servicios de Prosegur Cash han mantenido su fuerte ritmo de crecimiento hasta situarse en 141 millones de euros, es decir, un incremento del 16,2% y ya pesan el 11,5% de la facturación total. En Iberoamérica, y pese al efecto del tipo de cambio, los nuevos servicios han crecido un 9,1% hasta los 82 millones de euros, impulsados especialmente por los servicios de automatización del efectivo en el retail, servicios integrales a cajeros automáticos y la actividad de carga valorada. En Europa también crecen con fuerza hasta los 54 millones de euros, un 40,6% más, mientras que en AOA descendieron hasta los 5 millones de euros, afectados fundamentalmente por la disminución de servicios a cajeros.

Bajo nivel de endeudamiento para seguir desarrollando la estrategia de crecimiento  

La deuda financiera neta, incluyendo los pagos aplazados de las adquisiciones recientes y la autocartera de Prosegur Cash, ha finalizado el periodo de los nueve primeros meses de 2018 en 489 millones de euros. La compañía mantiene, por tanto, un nivel de 1,3 vez deuda neta sobre EBITDA, muy por debajo del límite interno de 2,5 veces. Esta situación de bajo endeudamiento le permite seguir comprometida con su programa de adquisiciones acorde a su estrategia de liderazgo dentro de la industria global de transporte de fondos y gestión de efectivo. Finalmente, el pasado mes de octubre, la agencia de calificación Standard & Poor’s ratificó la calificación de Prosegur Cash como BBB con perspectiva estable.

CONTACTO

RESPONSABLE GLOBAL DE COMUNICACIÓN

Pablo de Santiago
+34 91 589 85 00
Contactar por e-mail